Si dejás de divertirte, pará.

Si no es juego responsable,
NO ES JUEGO.

Nuestro compromiso

Las Vegas tiene como misión crear una oferta lúdica agradable, que genere ilusión y que tenga como principio fundamental el entretenimiento. Sin embargo, como en todo juego de azar, la frecuencia y la intensidad del juego, así como la inversión económica desmedida, son consideradas conductas problemáticas.

Jugá sin riesgos

  • No utilices esta actividad para ganar dinero.
  • Equilibrá el juego con otras actividades que te gusten, como deportes, encuentros con amigos, etc.
  • Compartí el momento con tus seres queridos. Invitalos a acompañarte mientras raspás.
  • Utilizá solo dinero que te sobre o que hayas destinado para divertirte, no el de gastos cotidianos.
  • Si jugás con frecuencia, establecé un presupuesto y respetalo.
  • No pidas dinero prestado para jugar.
  • Establecé un tiempo para jugar.
  • Si perdés, no trates de recuperar lo perdido.
  • Si estás pasando por un momento difícil, emocional o económico, no juegues: es un factor de riesgo.

¿Cómo saber si tengo un problema?

Respondé estas preguntas para saber si tu forma de jugar puede considerarse como un consumo problemático de juegos de azar.

También podés acceder directamente a realizar este autotest desde la sección de Juego Responsable en la web de Lotería de Misiones haciendo click aquí.

  • ¿Pasaste períodos prolongados pensando en el juego (reviviendo experiencias exitosas, planeando cómo vencer al azar o cómo obtener dinero para apostar)?
  • ¿Últimamente tuviste que aumentar el tiempo o el monto de tus apuestas para poder emocionarte?
  • ¿Intentaste interrumpir o controlar tu forma de jugar y no te fue posible?
  • ¿Te enojás cuando tenés que interrumpir el juego o pasás varios días sin jugar?
  • ¿Solés jugar para evadir tus problemas personales, o situaciones muy estresantes o negativas?
  • ¿Regresaste al día siguiente o el mismo día con más dinero para intentar recuperar lo perdido?
  • ¿Jugás para solucionar problemas financieros?
  • ¿Jugás hasta que se te termina totalmente el dinero en tus bolsillos?
  • ¿Buscás distintas formas de conseguir dinero para jugar?
  • ¿Mentiste u ocultaste cómo es tu relación con el juego a familiares o amigos?
  • ¿Tuviste serios o reiterados problemas con tu familia, trabajo, estudio o relaciones sociales debido al juego?
  • ¿Hiciste alguna actividad ilegal para conseguir dinero?
  • Ante una situación crítica financiera, ¿confiás en que tus familiares o amigos más próximos van a ayudarte a pagar tus deudas?

Si más de tres respuestas son afirmativas, podrías estar teniendo una conducta problemática respecto al juego. Mientras más respuestas positivas, se infiere un problema más severo.

Podemos ayudarte

Autoexcluíte del juego

Contáctate con el programa de juego responsable del IPLyC.

Si dejás de divertirte, pará. Jugá moderado. Jugá responsable. Jugá saludable.